Proceso de captación

Proceso de originación para la captación

El proceso de captación se origina desde el módulo de clientes. En el módulo de clientes es en donde daremos de alta a los acreditados, sus garantes, avales y si son personas morales, al representante legal.

Con los datos mínimos del cliente, como su nombre y rfc o curp, el sistema automáticamente hace uso de esta información para realizar la consulta a las sociedades de información de listas negras y pep, en forma automática y en línea. Es necesario tener contratado el servicio con un proveedor de listas como Vector Lista o Quien es Quien para este efecto.

En el módulo de clientes se digitaliza la identificación, foto y comprobante de domicilio, dan de alta los datos laborales y familiares, para que con esta información se haga el proceso automático de calificación de riesgo del cliente, basado en la matriz que el cliente decida auxiliado por las mejores prácticas del mercado en identificación de riesgo, y de igual forma, estos datos son utilizados, junto con parámetros adicionales como el número de pagos que espera hacer al mes, monto máximo de depósito y otros, para el perfil transaccional de PLD.

Una vez que se ha capturado, puede pasar por una mesa de control para validar la información y verificar que el expediente de conocimiento del cliente esté apropiadamente integrado.

En el módulo de captación se selecciona el producto, el cual es validado por PLD,  se realiza la asignación de beneficiarios y se procede a la impresión de contratos.

Una vez abierta y asignada la cuenta, esta puede ser utilizada desde los módulos de caja para realizar depósitos o retiros en forma de efectivo o cheques, o si hay que registrar un traspaso bancario, se puede realizar desde el módulo de transferencias.

Cada transacción de depósito o retiro, es validado contra el perfil transaccional y la reglamentación vigente en materia de prevención de lavado de dinero, para emitir las alertas de ley, más las alertas que el cliente en particular quiera en materia de PLD, derivado de la vigilancia que establezca su manual de operaciones.

En casos especiales, se puede bloquear al cliente para que se le reciban depósitos a cuentas acreedoras desde el módulo de cobranza.