Proceso de cobranza

Proceso de cobranza

IFScore está diseñado, para que los usuarios trabajen en el menor número de módulos posibles, de esta forma, la cobranza se realiza en el módulo del mismo nombre.

El proceso de cobranza es simplificado, de tal forma que la información de cada una de sus actividades realizadas, se registra en un solo módulo y este mismo módulo ofrece varias formas de descubrir, por medio de diferentes reportes, cuáles clientes están en situación de cobranza apremiante.

Se tiene el reporte por días de mora, el cual permite segmentar la cartera bajo este criterio, muestra los clientes, ya sea en forma global, por sucursal o por ejecutivo de cobranza, los datos generales de saldos, domicilios, así como datos más específicos como los avales o garantes. Desde el mismo reporte se puede trabajar en agregar las tareas realizadas de cobranza.

Otra forma de trabajar, es por medio de la agenda de cobranza, que es un reporte por ejecutivo, el cual se solicita entre una fecha inicial y final, y muestra todos los clientes que tienen vencimientos o pagos entre esas fechas, para que el ejecutivo de cobranza dedique su tiempo en forma asertiva y se enfoque en los próximos pagos que hay para recolectar.

Para ayudar en la recuperación inmediata, hay un reporte de cobranza muy preciso para auxiliar a aquellos acreditados que gustan de hacer pagos parciales, el cual le indica al ejecutivo de cobranza cuántos días y qué monto le hace falta al cliente para cubrir su próximo pago, pudiendo realizar actividades proactivas de prevención y aumentando la calidad en el servicio, al dar la oportunidad de poder notificar a los clientes con tiempo, cuánto restan para cubrir el monto total del pago próximo a vencer.

No falta el mecanismo para buscar al usuario en forma manual, ya sea por número de cliente, su nombre o número de crédito.

Para casos en los cuales la falta de pago es evidente y el acreditado ya se encuentra con problemas de mora, el módulo de cobranza permite imprimir tres tipos de notificaciones al acreditado y a los avales o garantes, la primera notificación es de invitación a regularizar su situación lo más pronto posible, en la siguiente se puede solicitar que se presente en un lapso no mayor a 48 horas para aclarar su situación, y en la más agresiva se le exige que se presente en un lapso no mayor a 24 horas. Los textos de estas notificaciones pueden ser modificados a la predilección del cliente y sirven como soporte legal del esfuerzo de cobranza, útiles cuando es necesario llegar a demanda para ejecutar garantías o embargos.

Una vez que se tiene seleccionado al cliente, se le puede aplicar bloqueos,  con una nota que aparece en cualquier otra parte del sistema cuando el usuario es seleccionado. Existen 3 niveles, sin bloqueo, bloqueo parcial, el cual solo permite depósitos a cuentas deudoras, y el total el cual bloquea completamente cualquier tipo de movimiento del cliente dentro de IFSCORE.

Adicionalmente, si el cliente presenta ya un impago muy marcado, se le puede asignar una promesa de pago, para que a cierta fecha realice un pago de cierta cantidad. Esta promesa queda registrada en el sistema, se le informa a los ejecutivos de dicho compromiso cada vez que seleccionan al cliente, y por último, el ejecutivo de cobranza debe de validar o rechazar el cumplimiento de la promesa, información que va generando un histórico y puede ser utilizado como información adicional para el scoring de él y de todas las personas con las que se les relacione dentro del sistema.

Cualquier aplicación de pago genera su respectivo registro contable, y si es requerido, factura todo de forma automática y consistente.