Proceso de crédito

Proceso de originación para el crédito

El proceso de crédito se origina desde el módulo de clientes. En el módulo de clientes es en donde daremos de alta a los acreditados, sus garantes, avales y si son personas morales, al representante legal.

Con los datos mínimos del cliente, como su nombre y rfc o curp, el sistema automáticamente hace uso de esta información para realizar la consulta a las sociedades de información de listas negras y pep, en forma automática y en línea. Es necesario tener contratado el servicio con un proveedor de listas como Vector Lista o Quien es Quien para este efecto.

En el módulo de clientes se digitaliza la identificación, foto y comprobante de domicilio, se dan de alta los datos laborales y familiares, para que con esta información se haga el proceso automático de calificación de riesgo del cliente, basado en la matriz que el cliente decida auxiliado por las mejores prácticas del mercado en identificación de riesgo y de igual forma, estos datos son utilizados, junto con parámetros adicionales como el número de pagos que espera hacer al mes, monto máximo de depósito y otros, para el perfil transaccional de PLD.

Una vez que se ha capturado, puede pasar por una mesa de control que valida la información y verifica que el expediente de conocimiento del cliente esté apropiadamente integrado.

Después de dar de alta al cliente, en el módulo de crédito se selecciona y se le asigna un nuevo crédito, el sistema automáticamente decide, de acuerdo a la finalidad de consumo, vivienda y comerciales, a qué productos tiene acceso el cliente, basado en la parametrización de los productos realizada en el módulo gerencial.

Posteriormente a seleccionar el producto y monto, se dictan las condiciones de la tasa de interés, tasa de interés moratorio, número de avales, garantes, tipo y monto de la garantía; al satisfacer todos estos requerimientos, el crédito pasa a un proceso de autorización, ya sea por el propio analista, gerencia o consejo, para que una vez aprobado, se proceda a hacer la impresión de los documentos legales, del pagaré y el contrato asociados al producto que salen automáticamente del sistema, eliminando errores de captura por parte de los analistas.

Una vez firmados los documentos, el sistema deriva el crédito a tesorería para que este sea dispersado vía SPEI, cheque o efectivo, y es en este momento cuando el sistema genera el movimiento contable adecuado, cerrando así el proceso de originación.

El pago al crédito se realiza desde cajas para depósitos en efectivo, traspasos en caso de depósitos bancarios o dispersiones de créditos de nómina, y en cobranza en caso de que el crédito presente acuerdos especiales derivados de las negociaciones particulares con el ejecutivo de cobranza.

Cada transacción de pago de crédito o de disposición de línea de crédito es validada contra el perfil transaccional y la reglamentación vigente en materia de prevención de lavado de dinero, para emitir las alertas de ley más las alertas que el cliente en particular disponga en dicha materia, derivado de la vigilancia que establezca su manual de operaciones.