Proceso de PLD

Proceso de atención de alertas de prevención de lavado de dinero y fianciamiento al terrorismo

Una de las claras ventajas operativas de utilizar IFScore, es que el proceso de prevención de lavado de dinero, termina siendo muy compacto y sencillo, dado que la integración de los datos se hace en forma automática a lo largo de todos los módulos que emiten, reciben o registran movimientos financieros.

El proceso de PLD se origina desde el módulo de clientes. En el módulo de clientes es en donde daremos de alta a los acreditados, sus garantes, avales y si son personas morales, al representante legal, si estos ya fueron dados de alta para otro proceso, como la generación de cuentas de captación o el otorgamiento de crédito, ya no es necesario realizar una recaptura.

Con los datos mínimos del cliente, como su nombre y rfc o curp, el sistema automáticamente hace uso de esta información para realizar la consulta a las sociedades de información de listas negras y pep, en forma automática y en línea. Es necesario tener contratado el servicio con un proveedor de listas como Vector Lista o Quien es Quien para este efecto.

En el módulo de clientes se digitaliza la identificación, foto y comprobante de domicilio, se dan de alta los datos laborales y familiares, para que con esta información se haga el proceso automático de calificación de riesgo del cliente, basado en la matriz que el cliente decida, por supuesto auxiliado por las mejores prácticas del mercado en identificación de riesgo, y de igual forma estos datos son utilizados, junto con parámetros adicionales como el número de pagos que espera hacer al mes, monto máximo de depósito y otros, para el perfil transaccional de PLD.

Una vez que se ha capturado, puede pasar por una mesa de control que valida la información y verifica que el expediente de conocimiento del cliente esté apropiadamente integrado.

La información para realizar el análisis y levantar las alertas de PLD se da en tiempo real al momento que el ejecutivo registra operaciones de depósito o retiro en los módulos de caja o traspasos, esto se realiza en forma automática, en el caso de que exista una alerta relevante, se puede emitir un mensaje al celular del oficial de cumplimiento o al comité de comunicación y control  vía una aplicación llamada Pushover, así se garantiza la notificación oportuna de este tipo de movimientos a las personas responsables de la prevención de lavado de dinero de la institución.

Cuando el oficial de cumplimiento o las personas designadas entran al módulo de prevención de lavado de dinero, lo primero que les pone a disposición son todas las alarmas, organizadas por sucursal y cliente o ejecutivo, por aquello de las operaciones internas preocupantes, para su rápida atención; a un lado de las alarmas sin atender, aparecen todas las investigaciones en curso que no se han puesto en modo de monitoreo.

Si se selecciona un usuario con alertas sin atender, IFScore permite que se seleccionen ciertas operaciones, agrupándolas así para un mejor análisis, con un solo click se abre una investigación de dichas alarmas, a la cual se le puede asociar la información necesaria denominada "careos", que no es más que la información, conclusiones y anotaciones para respaldar el análisis de dichas operaciones.

Si se selecciona una investigación en curso, además de poder agregar los careos, se puede poner en modo de monitoreo, esto significa que el oficial de cumplimiento decide que la operación ha sido diagnosticada en forma correcta y cabal, y decide que ya no sea agregada en el reporte de operaciones inusuales o preocupantes, según corresponda.

Las operaciones relevantes siempre son reportadas en cumplimiento a la ley de prevención de lavado de dinero y financiamiento al terrorismo.

Cada vez que el oficial de cumplimiento lo desee, puede generar el archivo CSV para ser enviado. Lo ideal es que lo genere dentro del marco de los tiempos estipulados por la ley. El archivo generado cumple con el formato establecido según el tipo de operaciones y tipo de institución e integra las alertas que no se han atendido y aquellas que no se han puesto en monitoreo, a excepción de las alertas relevantes.

La operación del módulo de PLD, su simplicidad y practicidad, aunado a que el trabajo de diagnóstico y detección de las operaciones es realizado en forma automática, simplifica la operación del oficial de cumplimiento, permitiendo que se enfoque en  su responsabilidad más que en la operación del sistema.

Nuestro módulo de PLD, junto con las consultas a listas negras y pep, la matriz de riesgo y las respectivas modificaciones a los manuales operativos, le han permitido a nuestros clientes pasar el dictamen técnico y las auditorías externas.